¿Quién inventó las impresoras térmicas?

Introducción

Las impresoras térmicas son dispositivos que se utilizan para imprimir información en papel utilizando la tecnología termal. Este tipo de impresoras se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años debido a su velocidad y eficiencia.

Cómo funcionan las impresoras térmicas

Las impresoras térmicas utilizan un cabezal térmico para imprimir información en un papel térmico. El cabezal térmico contiene pequeñas resistencias térmicas que se calientan cuando se le aplica una corriente eléctrica. Estas resistencias se calientan y producen una imagen en el papel térmico.

Este proceso se llama impresión térmica directa. Para imprimir, el cabezal térmico se mueve a lo largo del papel térmico y calienta las pequeñas áreas que deben ser impresas. Las áreas que no requieren impresión permanecen inalteradas.

Hay otro tipo de impresoras térmicas, conocidas como impresoras térmicas por transferencia, que utilizan un proceso ligeramente diferente. En estas impresoras, un rollo de cinta con tinta termosensible se coloca entre el cabezal térmico y el papel térmico. Cuando un área del cabezal térmico se calienta, la tinta de la cinta se transfiere al papel térmico.

Historia de las impresoras térmicas

Las impresoras térmicas se desarrollaron en la década de 1970 y se han utilizado en una variedad de aplicaciones desde entonces. La primera impresora térmica se desarrolló en 1972 por un grupo de ingenieros japoneses liderados por Yoshio Kagawa. Este equipo fundó la empresa TTPC (Tokyo Telecommunications Engineering Corporation), que se convirtió en Denso Corporation en 1978.

En 1981, la empresa Seiko Instruments lanzó la primera impresora térmica de alta velocidad, la Seiko TP-101. Esta impresora podía imprimir hasta 56 caracteres por segundo, lo que la hacía mucho más rápida que las impresoras de matriz de puntos de la época. En 1984, la empresa introdujo la Seiko Instruments DPU-20, la primera impresora térmica portátil.

Aplicaciones de las impresoras térmicas

Las impresoras térmicas se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones en la actualidad. Algunas de estas aplicaciones incluyen:

  • Impresoras de recibos: Las impresoras térmicas se utilizan comúnmente para imprimir recibos en tiendas, restaurantes y otros negocios.
  • Impresoras de etiquetas: Las impresoras térmicas se utilizan para imprimir etiquetas de envío, etiquetas de productos y otros tipos de etiquetas.
  • Impresión de información en tiempo real: Las impresoras térmicas se utilizan para imprimir datos en tiempo real, como información meteorológica, datos de tráfico y más.
  • Impresoras médicas: Las impresoras térmicas se utilizan en aplicaciones médicas para imprimir información sobre las medicaciones, los pacientes y más.

Beneficios de usar impresoras térmicas

Las impresoras térmicas ofrecen varios beneficios en comparación con otros tipos de impresoras, incluyendo:

  • Velocidad: Las impresoras térmicas son generalmente más rápidas que las impresoras de matriz de puntos o las impresoras láser.
  • Asequibilidad: Las impresoras térmicas pueden ser más económicas que otros tipos de impresoras.
  • Tamaño compacto: Las impresoras térmicas suelen ser más compactas que otros tipos de impresoras, lo que las hace ideales para aplicaciones portátiles.
  • Calidad de impresión: Las impresoras térmicas pueden producir texto y gráficos de alta calidad.

Conclusion

Las impresoras térmicas han recorrido un largo camino desde su invención en la década de 1970. Hoy en día, se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones y ofrecen numerosos beneficios, como velocidad, asequibilidad, tamaño compacto y alta calidad de impresión. Si está buscando una impresora para usar en su negocio o para aplicaciones personales, las impresoras térmicas pueden ser la mejor opción para sus necesidades.